hosting individual y compartido

Hosting individual y compartido: ¿Cuál es la mejor opción?

Tener una página web no es solo crearla, debes tener en cuenta el hosting adecuado para ti. De él dependerá la rapidez necesaria para ofrecer una mejor experiencia al usuario, además de ayudar al posicionamiento orgánico de tu página en los buscadores, el SEO.

Si bien, en el hosting individual es cuando se te asigna un espacio de servidor con una cantidad de recursos y memoria establecida en un convenio con la empresa matriz. Posees de un espacio exclusivo para desarrollar y alojar información de tu sitio web, por lo que gozas del beneficio libremente. Por su parte, el Hosting compartido es el más usado, tomando en cuenta que ambos se alojan en un mismo servidor físico por lo que ambas comparten recursos en memoria RAM Y la del CPU.

El hosting compartido involucra a varios usuarios que comparten los recursos de un hosting, es decir que toda su capacidad será dividida por todos los usuarios activos para obtener el beneficio de realizar las publicaciones para el funcionamiento de su sitio web.

¿Qué debe tener un buen hosting?

Hacer una buena elección de tu hosting es importante; pero, como podemos imaginar no todos son iguales. Hay factores que pueden hacer que uno sea mejor que otro. Es por eso que, te contamos las mejores características.

  • Buen almacenamiento: Es importante si nuestro sitio va a necesitar almacenar muchos archivos y de gran tamaño. Hay que ser previsor y calcular a medio y largo plazo cuánto vamos a necesitar.
  • Transferencia de datos: Contar con una transferencia de datos limitada puede ser negativo si vamos a tener un sitio con un gran volumen de tráfico. Puesto que, cada usuario que entra en nuestro sitio crea un tamaño de datos.
  • Certificado SSL: La seguridad siempre será importante. Asegúrate de poseer el certificado de seguridad ya que es vital para Google y sus buscadores.
  • Seguridad general: Tomar en cuenta contar con protección de directorios con contraseña, protección anti DDoS, logs de acceso, bloqueo de IP, cortafuegos etc.
  • Dominio y mail corporativo: Es fundamental que un hosting ofrezca un dominio con su correspondiente webmail, para tenerlo todo centralizado en un mismo servicio.
  • Hardware del servidor: Hay que tomar en cuenta la CPU, memoria RAM o el límite de procesos entrantes para disfrutar de una fluidez en la página web.
  • Copias de seguridad remota y frecuente: No es lo mismo un servidor que ofrezca copias de seguridad automáticas una vez por semana que otro que las realice varias veces al día.

Para el Hosting individual el espacio en el servidor es exclusivo, mientras que el compartido estará dividido por varios usuarios. Por otro lado, el individual es personalizado, sin embargo, el compartido se divide en diferentes páginas que comparten los recursos de un Hosting.

Cabe destacar, que ambos son escalable, es decir que puedes adaptar el hosting de acuerdo a las necesidades que se vayan presentando, empezando con un plan básico que sea más accesible. Si a futuro se requiere de otro plan que ofrezca mejores condiciones se hará otro contrato aumentando mejores condiciones en cuanto a rendimiento.

En definitiva, la elección del hosting ideal para ti será de acuerdo a las necesidades de tu sitio web, por lo que es importante tomar en cuenta las características que te compartimos para que inicies tu transformación digital con buen pie.

¿Cuentas con un hosting individual o compartido? Nos encantaría leerte.

Ir arriba